Taller online: Miedo y ansiedad

Domingo, 12 de junio – Vía ZOOM

Sexualidad

Capacidad para sentir, expresar, disfrutar de tu cuerpo, sol@ o acompañad@.

El sexo es energía vital que se debe canalizar y disfrutar. Es natural tener sexo contigo o con otra persona, es parte de nuestra vida, aunque hay muchas personas que tienen problemas en este aspecto.

Los bloqueos sexuales son mentales, no físicos, por ello es tan importante la terapia en este tema, y darse cuenta del origen de esa negación a esta actividad intima. Puede darse por traumas en el pasado, miedos en el presente, apatía, una educación muy estricta, la religión… pero casi siempre hay que revisar nuestro sistema de creencias. Y es muy importante una buena comunicación dentro de la pareja para que no se llegue a estos bloqueos.

Tal vez uno piensa en una violación o un abuso sexual para que se de un bloqueo, pero no es necesario llegar a ese extremo para tener un trauma o experimentar bloqueos sexuales

A continuación mencionamos algunas de las situaciones en las que se puede presentar un bloqueo.

  • La costumbre de tener relaciones sexuales para compensar la falta de tiempo a la pareja.
  • La falta de privacidad. Cuando hay niños, abuelos o demás en la casa y no se tiene intimidad suficiente.
  • La falta de tiempo y el cansancio, que anulan las relaciones sexuales.
  • Asumir toda la responsabilidad del placer de mi pareja y de su bienestar. Cada uno debe ser responsable de su propio placer y comunicarle a la pareja sus preferencias. Si hay comunicación y empatía la relación será positiva.
  • El no tener a la otra persona en consideración: voy a la mía y no me preocupo por compartir, ni por los ritmos de la otra persona. Éste es el otro extremo. Sin empatía, el terreno sexual se vuelve árido y la actividad fluye poco, puede ser incluso torpe.
  • Mostrar una actitud de enfrentamiento ante la relación sexual, en lugar de disfrute de la misma. Cuántas personas van a la cama como si fueran a un campo de batalla, o un examen. Lo del examen lo vemos con demasiado frecuencia y está claro que produce bloqueos y quebraderos de cabeza innecesarios.
  • Pensamientos lejanos, distracciones o preocupaciones durante el acto sexual… “El techo necesita una mano de pintura”. “Las cortinas necesitan pasar por la lavadora”. “El domingo es cumpleaños de mi suegra y hay un partido que me interesa ese día”… Si se ha llegado a este extremo, sugerimos que se pida ayuda urgentemente. Se va muy desencaminado…
  • La creencia de que ya se pasó la época de disfrute sexual. “La satisfacción sexual sólo es para gente joven y atractiva”.

Estos son algunos de los factores que pueden producir bloqueos sexuales y eróticos. Se recomienda pedir ayuda en caso de que sean recurrentes.

 

 

Sesión individual:

  • Presencial –> 60 euros
  • Online   —–> 50 euros

Ponte en contacto conmigo

Y te diré como puedo ayudarte.

CUENTAME TU HISTORIA

Y te diré de que manera puedo ayudarte.

Hola, ¿En qué puedo ayudarte? :)