Taller online: Miedo y ansiedad

Domingo, 12 de junio – Vía ZOOM

Relaciones familiares

Hay un cambio profundo en nuestro interior, los antiguos sistemas de relación están cayendo, nos comunicamos de manera más honesta y transparente, generando otro orden en las relaciones. Pero todos traemos una historia.  Hemos aprendido a amar y a estar en pareja en nuestra familia, a través de las historias y los sucesos vividos por las parejas y las familias de nuestros ancestros.  Buscamos a otro para amarlo, ser amado y crear una familia. Sin embargo, la realidad a veces contradice nuestros deseos y podríamos llegar a sentirnos frustrados. 

Peter era un joven que amaba a su pareja Liz, desde que se conocieron en el instituto. Pero también amaba a su madre Paula, por encima de todo, como había hecho su padre, con su abuela Margarita, que vivió en su casa cuando él era niño. Recuerda que sus padres discutían mucho en lo que a Margarita se refiere, y acabaron separándose cuando él tenía 20 años. Ahora, después de varios años de casado, su madre Paula, ha ido a vivir con ellos, y Liz no se siente cómoda con esta situación. Peter se siente atrapado entre sus dos grandes amores, pero no puede tomar una decisión. Después de hacer una constelación grupal, se da cuenta de lo que sufrieron sus padres con la abuela Margarita, y de todo lo que tuvo que aguantar su madre porque la abuela no la trataba bien, ni la valoraba. Descubrió que su abuela tuvo mucho que ver en la separación de sus padres, y se dio cuenta de que ahora a él le estaba pasando lo mismo con Liz. Gracias a esta constelación, Peter salvó su matrimonio, y ahora viven todos felices, aunque su madre se volvió a vivir a su casa . 

Basta con darte cuenta de algo, para que la situación cambie, y conocer la historia de nuestros padres y ancestros es importante, para no repetirlas. 

Bert Hellinger enseña que el amor adulto se logra a través de la comprensión de los órdenes fundamentales de la vida, los cuales existen y pueden observarse en las constelaciones familiares. Donde hay este orden natural, puede fluir el amor . En este orden aprendemos a honrar la unión de nuestros padres, quienes nos dieron la vida, para así poder honrar nuestra propia vida y la de los demás. Al tomar la fuerza de vida de nuestros padres, nos sentimos completos, y al sentirnos completos podremos acercarnos al otro para dar amor y recibirlo con gratitud y humildad. 

En el caso de Peter, entender lo que sucedió le ayudó a perdonar a su padre con el que no se hablaba desde hacía tiempo, y a no repetir la misma historia. 

   Reencuentro con mis ancestros 

   Reencuentro con mis padres 

   Reencuentro con mi pareja 

   Reencuentro con mis hijos.

Compartir en:

Facebook
WhatsApp
Email
Telegram

Ponte en contacto conmigo

y te diré cómo te puedo ayudar

Hola, ¿En qué puedo ayudarte? :)