Taller online: Miedo y ansiedad

Domingo, 12 de junio – Vía ZOOM

Reencuentro con tu seguridad

La seguridad es algo que no podemos adquirir del exterior, es algo muy de dentro de nosotros, y que tiene que ver con nuestra autoestima, resiliencia y creencias.

Vivimos creyendo que tenemos cosas seguras como la pareja, el trabajo, las amistades… y no les damos el valor real que tienen, no agradecemos tenerlas, y es más, nos quejamos de detalles concretos.

Con esta experiencia que acabamos de vivir como sociedad, vemos que nuestros miedos afloran, la incertidumbre se apodera de nosotros y esto nos quita paz y bienestar.

Si aprendemos a vivir en el presente, a agradecer cada día lo esencial y a cuidar a los seres que tenemos a nuestro alrededor, el miedo desaparece, porque el miedo está asociado al futuro, no al presente, y como hemos podido comprobar, el futuro cambia en cuestión de segundos. Por tanto, ¿qué sentido tiene preocuparnos por él?

En estos encuentros que proponemos, crearemos un espacio seguro donde cada uno nos enfrentaremos a nuestros miedos de diferentes maneras, siempre en un espacio de protección y contención como es el grupo, para que los superemos y seamos más libres.

Uno de mis mayores miedos era hablar en público, y recuerdo cuando empecé a hablar a pequeños grupos, como el miedo subía desde mis pies hasta mi cabeza, haciendo que me pusiera colorada. Pero seguí haciéndolo a pesar de esa sensación una y otra vez. Sabía que lo que quería comunicar era interesante para las personas que me escuchaban y les agradecía que estuvieran ahí para que yo superara ese miedo.

Actualmente, puedo hablar delante de cualquier grupo de personas, y os confieso que aún aparece esa sensación cuando el grupo es grande, pero solo dura un instante, y se pasa.

Esto es superar un miedo, la idea de que yo tenía miedo sigue ahí, pero ya no me bloquea. Y si yo lo he conseguido, cualquier persona puede hacerlo.

Por todo esto me parece tan interesante este reencuentro con tu seguridad, porque como seres humanos nacemos con ella y la hemos perdido por el camino con la educación y las experiencias que hemos vivido.

Pensar en un bebé, nace tranquilo y confiado porque sabe que la vida le va a dar todo lo que necesita, confía en sus padres y se siente seguro en su casa. La seguridad existía en nosotros, y a esa confianza es a donde se pretende llegar. Hay quien dirá… “pero mis padres ya no están para cuidarme” y yo les diría, y tú ya eres grande para hacerlo por ti solo, ya no necesitas a nadie.

No te pongas excusas para ser auténtico, libre y seguro de ti.

Tú puedes.

Compartir en:

Facebook
WhatsApp
Email
Telegram

Ponte en contacto conmigo

y te diré cómo te puedo ayudar

Hola, ¿En qué puedo ayudarte? :)