Taller online: Miedo y ansiedad

Domingo, 12 de junio – Vía ZOOM

Reencuentro con el gozo 

Vivimos desconectad@s del disfrute personal, no nos gusta perder el tiempo y nos creamos muchas obligaciones innecesarias.

Si nos permitimos disfrutar de una buena comida, un buen masaje o de no ir un día al trabajo, nos sentimos culpables por no hacer lo que se espera de nosotr@s. Pero disfrutar de las cosas que hacemos es una de las herramientas de las que disponemos, y que nos aporta mucha felicidad. 

En nuestro día a día estamos envuelt@s en grandes exigencias, impuestas por nosotr@s mism@s, aunque pensemos que nos las impone la sociedad, o la familia… Y digo por nosotras mismas, porque en cualquier momento podemos decir no, o hacer otras cosas que nos produzcan felicidad, pero no lo hacemos porque elegimos no hacerlo. No somos víctimas de nada, somos responsables y creadores de nuestra vida, por tanto, cuanto antes aprendamos tomar el control y recuperar nuestro poder personal, mucho mejor, para así disfrutar de una vida más plena. 

 Y es por ello que se propone este taller, para que nos reencontremos con el gozo de una manera sana y saludable. A mi, personalmente me ha servido para conocer cómo la música puede cambiar un estado de ánimo y para aprender a disfrutar de los pequeños momentos, del baile, de la música… 

Esto es lo que se pretende trabajar en el taller, que con canciones,  movimientos, juegos, ejercicios… nos sintamos libres . Conectaremos por medio de la música, la danza, el contacto con el otro… con la alegría de vivir y el disfrute, para que podamos trasladar estas sensaciones y circunstancias a nuestro día a día. 

Durante estos talleres, personas que creían que no eran capaces de dejarse llevar por el placer debido a su exceso de control mental, se han sorprendido bailando, riendo y sintiendo un motón de emociones que hacía tiempo que no sentían. 

María, es una señora de 63 años que siempre ha estado ocupándose de su familia, sus hijos, su marido… Hace varios años empezó a hacer este tipo de talleres, y no se veía capaz de hacer muchas cosas. Hoy día, es ella la que acompaña a otras mujeres en su autodescubrimiento, por medio de círculos de mujeres, varios tipos de terapia, hace Reiki…  Y lo mejor de todo, es que disfruta con cada cosa que hace, ya no hace nada que no le apetezca hacer, y se siente libre y feliz. Su marido es el que no lo lleva tan bien, pero acepta este cambio con respeto y amor.

Compartir en:

Facebook
WhatsApp
Email
Telegram

Ponte en contacto conmigo

y te diré cómo te puedo ayudar

Hola, ¿En qué puedo ayudarte? :)