Taller online: Miedo y ansiedad

Domingo, 12 de junio – Vía ZOOM

Creencias que nos limitan la vida

“Cualquier ima­gen que tengas acerca de tí mismo(a) es una fantasía, no es real, es solo una idea"

Esta frase quiere decir que lo que piensas de ti está influenciado por tus experiencias de vida y por lo que otros(as) han opinado de ti, o sea ideas, y esto sería lo que forma tu sistema de creencias. Pero que tu pienses eso no quiere decir que sea real, por lo tanto, si cambias tu manera de pensar sobre ti mismo(a), podrás mejorar tu vida.

Si revisas tu sistema de creencias, podrás darte cuenta de cuáles te están limitando la vida, y cuales te la hacen más fácil.

Por ejemplo, si piensas que “todo te sale mal”, dejas de hacer cosas por miedo a equivocarte. O si piensas que “tienes suerte”, todo te irá bien. Dependiendo de lo que pienses de ti y de tus circunstancias, así será la realidad que crearás.

Como puedes imaginar, las creencias tienen un poder extraordinario, y es que te condicionan la vida. Es decir, las creencias dirigen tus pensamientos y por tanto tienen la capacidad de hacer que actúes de una manera o de otra.

En psicología hay un término que se llama Profecía Autocumplida, que quiere decir que puedes hacer que se cumpla una profecía solo por el hecho de creértela. Por ejemplo, “voy a aprobar un examen” y acabas aprobándolo.

Otro concepto interesante dentro de la psicología es el Efecto Pigmallion, que habla de que si alguien cree en ti, y tú te crees lo que esa persona dice de ti, puedes convertirte en lo que esa persona te dice. Aquí estaría el ejemplo de una película muy famosa que tiene este nombre y que habla de unos señores ricos que hacen una apuesta de convertir a una mendiga en una dama. Y el que lo propone, consigue que la chica se convierta en una dama, porque cree en él, y gana la apuesta.

Como ves, una creencia limitante puede bloquearte y no permitirte llevar a cabo acciones que son totalmente lógicas. Pero del mismo modo, una creencia potenciadora puede llevarte a alcanzar los retos más imposibles.

Por ello es un tema al que deberíamos prestar más atención de la que tiene, ya que es la base de cómo vivimos.

¿Cómo se crea nuestro sistema de creencias?

Para que entendamos cómo se forma este sistema de creencias, vamos a empezar hablando de cómo funciona nuestra mente.

La mente está dividida en dos partes, una consciente (aquello de lo que nos damos cuenta) y otra inconsciente, también llamada “subconsciente”. Aquí es donde reside todo aquello de lo que no nos damos cuenta. Es decir, el conjunto de creencias y pensamientos inconscientes que tanto condicionan nuestra forma de ver y de actuar en el mundo.

Con respecto a la creación de nuestro sistema de creencias y, por ende, de nuestra identidad, los seres humanos atravesamos tres etapas, tal y como describe el sabio Gerardo Schmedling:

1. Estado de “inocencia”, la cual significa “ausencia de información”. Nacemos en blanco, y aprendemos de nuestros adultos de referencia, sin filtro. Esto quiere decir que de niños recibimos la información como verdades absolutas, sin cuestionarnos nada, y es a partir de aquí, que vamos creando nuestra personalidad: el ego.

2. La segunda etapa en el proceso de construcción de nuestra identidad, se denomina “ignorancia”, la cual significa “información falsa” y suele comenzar durante la pubertad. Nos comportamos y pensamos según hemos aprendido, sin cuestionarnos si es la mejor forma de hacerlo o no.

3. Tercera fase “sabiduría”, la cual significa “información verdadera”. Consiste en manejar información verificada a través de nuestra experiencia. Para ello debemos cuestionar las creencias con las que fuimos educados, y permitirnos cambiarlas por información valiosa para nosotros(as). Es decir,  reprogramar nuestra mente con información de sabiduría.

¿Qué puedes hacer para cambiar tu sistema de creencias?

felicidad creencias

– Lo primero, darte cuenta de que quieres cambiarlo y poner acción en tu mente. Es como activar un motor de arranque para poner en marcha el proceso. Para ello necesitas energía, y cuanta más energía pongas, mayor será tu nivel de consciencia y mayor tu grado de comprensión y sabiduría.

– Observa tu diálogo interno,  ya que según pienses, así te sentirás, y esto afectará a otras áreas de tu vida.  Por ejemplo, si crees que “nadie te quiere” te llenarás de tristeza, lo cual bajará tu autoestima. Si por el contrario piensas  que “eres un ser maravilloso” te sentirás más alegre.

La mayoría de los pensamientos que tienes sobre ti suelen ser negativos, por ello es importante que le prestes atención para que no invadan tu mente, y puedas cambiarlos automáticamente.

– Solo tú controlas lo que sucede en tu mente, por ello es  imprescindible que vivas de forma consciente, con atención plena, y estando muy atento(a) a lo que piensas. Tienes el poder de pensar como quieras y reprogramar tu mente en cualquier momento, solo es una toma de conciencia y una elección.

Schmedling propone practicar “la alquimia del pensamiento”, que consiste en elegir nuestros pensamientos de manera voluntaria, dirigirlos hacia lugares positivos y sostenerlos con el paso del tiempo. Y esto requiere mucha práctica y repetición.

Una de las técnicas que se utiliza para cambiar creencias es la repetición de afirmaciones positivas o mensajes de sabiduría que nos permitan sustituir nuestro actual sistema por otro compuesto por verdades verificadas a través de nuestra propia experiencia.

Por ejemplo, puedes cambiar creencias del tipo “No voy a conseguirlo” , por otras como “Yo soy capaz de hacer lo que quiera”, o “Soy libre de elegir lo que quiero” en  vez de “tengo mala suerte”.

Para conseguir cambiar una creencia, debes poner intención, cambiarla por otra que esté en presente y en positivo, creer lo que dices para poder sentir que es real, y repetirlo muchas veces hasta que quede grabado en tu inconsciente.

Si deseas empezar a trabajar en tus creencias limitantes, estás a sólo un click de distancia de poder hacerlo.

 

Espero os haya gustado esta información y puedan compartirla con quien deseen. Si quereis profundizar más sobre este tema, os invito a mi canal de YouTube, donde encontrareis un vídeo en el que explico algunas técnicas para cambiar creencias.

Muchas gracias. Un besito.

Compartir en:

Facebook
WhatsApp
Email
Telegram

Ponte en contacto conmigo

y te diré cómo te puedo ayudar

Hola, ¿En qué puedo ayudarte? :)